Menú Cerrar

«El nuevo Internet permitirá a las personas tener sus datos bajo control»

En Internet los productos somos nosotros y nuestros datos. Por esta razón, Tim Berners-Lee, creador de la WWW actual ha decidido lanzar un nuevo proyecto web más responsable. Hablamos con la startup española que está trabajando junto al profesor

"El nuevo Internet permitirá a las personas tener sus datos bajo control"

Pixabay

El próximo mes de diciembre está previsto el lanzamiento del piloto de SOLID, un nuevo proyecto dirigido por el profesor Tim Berners-Lee, inventor de la World Wide Web (WWW), y que se define con el objetivo de “cambiar radicalmente la forma en que funcionan las aplicaciones web hoy en día”, en la que exista una verdadera propiedad de datos y una mejor privacidad.

Facebook y Google han sido los principales gigantes tecnológicos que han estado en el ojo del huracán en este aspecto, empresas que con esta nueva web no notarán cambios a corto plazo, pero “a largo plazo estas y otras compañías que basan su labor en los datos estarán perdidas y descolocadas puesto que en este proyecto las personas definen su privacidad”.

Así lo explica en una entrevista a BYZness Ángel Maldonado, fundador de Empathy.co, la startups asturiana creadora de un buscador basado en los principios de la Empatía Digital y el cual se responsabiliza de los efectos que provoca en las personas que lo usan la interacción con el mismo que, junto a la Universidad de Oviedo; es una de las empresas que está participando en la creación de esta nueva web.

En este sentido, el experto asegura “con total confianza que Google y Facebook morirán si no cambian. De hecho ya no son percibidas como empresas que pueden hacer un mundo mejor, sino todo lo contrario”.

¿En qué consiste exactamente SOLID?

En asumir que los datos no son “datos” sino proyecciones o representaciones de las personas que lo generan y por tanto dotarlos de las protecciones que las personas esperan. 

Es la web en sí misma, la misma escena viva y multidireccional que Internet es hoy en día, lo único que cambian son los actores. 

Por un lado, las personas llevarán a su control sus datos y por el otro, las empresas redefinirán su rol, pasando de construir Plataformas de Datos de Clientes a Hubs de Datos de Clientes. 

Un cambio que es acorde con el cambio fundamental que vivimos, el cambio de un mundo con una demanda brutal donde la oferta está extraordinariamente fragmentada y distribuida y donde cada uno de nosotros debe proyectar su propia demanda con sus acciones. 

¿Cuál crees que es el objetivo de Tim Berners-Lee al crear este nuevo espacio?

Creo que hacer justicia, marcar unas nuevas reglas del juego donde la naturaleza corporativa de control, abuso y dominio se limite en aras de la honestidad y el juego limpio, donde no se abuse de la ignorancia o el desconocimiento de muchos usuarios, no se perjudique a las personas por culpa de intereses o donde se proteja el espacio y libertad de cada uno.

¿Qué errores hay en el buscador actual y qué aporta Empathy.co con el suyo?

Los buscadores actuales como cualquier sistema de información tienden a centrarse en la tecnología más que en las personas y esto genera condiciones para hacer productos que no conectan, frustran y no te hacen sentir bien. Al final la innovación en general funciona dependiendo de cómo nos haga sentir y Empathy.co combina lo que el buscador responde con cómo lo hace.

Por ejemplo, si entráis en Oysho, Massimo Dutti o Vodafone podréis ver buscadores que materializan esta idea y consideran su cometido con un sentido más comunicativo y un significado más humano y emocional.

¿Ves posible que esta nueva red terminara con la actual?

Si, es posible, de hecho es nuestra predicción.

Consideramos inevitable el eventual gobierno de datos por los usuarios que los crean así como la ya mencionada fragmentación de la oferta, factores que dibujan un nuevo escenario donde el actual no puede respirar ni continuar.

En cuanto al proyecto, ¿cómo estáis viviendo el proceso de trabajo en el mismo?

Como todo proyecto de cambio, fascinante, lleno de incertidumbre pero vivo porque es muy nuevo y el éxito, al final, es eso. Nada que exitoso surge de lo viejo y pensamos que el riesgo a no cambiar es aún mayor que el de hacer algo novedoso.

Para su creación, también se está contando con la ayuda de la Universidad de Oviedo, ¿cuál es su función?

Esta entidad cuenta con exposición y experiencia sobre el marco tecnológico SOLID, conociendo sus especificaciones y habiendo vinculado proyectos e investigaciones en este nuevo modo de relacionar datos y aplicaciones.

Sois un claro ejemplo de que las startups españolas pueden aportar mucho más de lo que creemos, ¿qué opináis de esto?

España es un país pequeño comparado con Estados Unidos, es normal que haya un desarrollo industrial menor. 

A pesar de esto, nuestro país tiene una capacidad creativa reconocida, una capacidad inventiva que pugna por salir desde una tradición socio-económica tradicional y temerosa al cambio. 

Al final, emprender es cambiar, cambiar y arriesgar, crear algo diferente, ser absolutamente contra- intuitivo y estas son cualidades que son menos escasas en países de tradición protestante como Estados Unidos, cualidades sin embargo se han expandido y penetrado otras culturas como la nuestra al pulso y ritmo de la globalización.